Instalación de Refrigeración Sala Servidores

Soluciones de instalación de sistemas de refrigeración en las Salas de Servidores y CPD

La instalacion de refrigeración sala de servidores – un centro de datos o data center –
Es una tarea que debe llevar a cabo un profesional, por lo delicado del proyecto.
Ya que la climatización que ha de tener un centro de datos es especial (no vale con montar un simple split).
Con un grado de humedad en concreto y una temperatura de funcionamiento adecuada y uniforme en todo momento y circunstancia.
Para que cada uno de los componentes electrónicos de todo el rack del cuarto de informática.
De los servers no sufran y que funcionen en condiciones óptimas.

Los componentes electrónicos e informáticos generan una gran cantidad de calor en sus múltiples procesos.
Cuantos más dispositivos tengamos conectados..
Proporcionalmente mayor será el volumen de aire que haya que refrigerar.
En las salas de servidores se concentran cientos de servers en rack (habitualmente).
Lo que hace que sea difícil mantener una temperatura uniforme en cada punto de la sala.
Añadiremos que estos servicios tienen que estar operativos las 24 horas del día
Con sus 365 días del año que, salvo puntas de trabajo, requieren constantemente de un control exhaustivo y riguroso
La reducción del tamaño de los microchips, unido a la compactación de los transistores en un menor espacio.
Han dado lugar a una mayor concentración de temperatura.

Ubicar varios dispositivos no solventa el problema

La colocación de varios split en cada una de las esquinas (o paredes) de dicha habitación o nave no solventa el problema.
Dado que siempre existirán zonas con mayor grado de humedad y de calentura, mientras en otras estará mejor atemperado.
Con lo que no logramos nuestro propósito de lograr una refrigeración uniforme y correcta.
Los ingenieros de los cps se las tienen que ingeniar para conseguirlo:
Para lo cual han invertido cientos de horas, proyectos y nunmerosos estudios y pruebas previas.
Así deberán proporcionar soluciones fiables, energéticamente responsables y eficientes.
Tanto para las cabinas de telecomunicaciones como para salas de servidores y laboratorios.
Donde los requisitos son muy exigentes y hay que mantenerlos en perfecto estado de manejo.
Independientemente de la temperatura exterior y del número de elementos que tengamos:
Que deber estar trabajando las 24 horas en su interior.
Otra de las tareas que les traen de cabeza es el consumo energético de las instalaciones.
Minimizarlo en la medida de las posibilidades a la par que optimizando los recursos disponibles.

Existen hoy en día varios tipos de resoluciones para solventar la refrigeración de los cuartos de los servidores ó cpd.
Hay que tener en cuenta que el control climático es una pieza fundamental.
No sólo para proveer de soluciones fiables a los clientes…
También para que sus datos, páginas web, bases de datos, tiendas online, blogs, estén operativos y funcionales al 100%.
Requieren que los elementos informáticos estén en perfectas condiciones de uso, con sus mantenimientos y limpiezas.
Así, si los rangos de actuación con unas condiciones óptimas de uso debería estar.
Y no sobrepasar de entre 0º hasta 35º centrígrados.
El obligado uso de los sistemas de alimentación ininterrumpida.
También se tiene que hacer cargo de un fallo del suministro energético puntual.
Contando con que éste servicio es prioritario para que todo el sistema funcione y no se caiga.
Con sistemas automatizados y alarmas puntuales se deben envias alertas de recuperación de emergencia.
Que salten los servicios auxiliares y se hagan cargo inmediatamente.
En cualesquiera de los casos, se han promovido el uso de varios tipos de enfriadores para su instalación en los datacenter.
Y son, por aire acondicionado, por CO2 y por agua.

Este tipo de enfriamiento hace referencia al uso de climatizadores que usan conductos de aire.
Para mantener la temperatura del aire circulante en las salas de los centros de procesos de datos.
Usualmente están ubicados, bien en el techo o también en el suelo.
Los cuales generan constantes corrientes de aire que disipan y se llevan el calor masivo.
A un sistema de enfriamiento (normalmente a base de gases nobles)
Y es, a su vez, devuelto por medio de grandes ventiladores al habitáculo nuevamente.
Con un proceso rotatorio y con filtros adicionales además, para eliminar impurezas y cargas electrostáticas habituales.
Este sistema es profusamente usado en la mayoría de las instalaciones.
Por ser económicamente rentable y permite maximizar los tiempos de actividad.

Múltiples ventajas en un solo dispositivo

Sus mayores ventajas son que logran refrigerar constantemente las unidades informáticas allí alojadas.
Es tremendamente potente y permite ajustarlo en función de las necesidades globales y puntuales que se le planteen.
Todo ello de forma automática sin necesidad de actividad humana y sin que la temperatura exterior les afecte.
El aspirado e insuflado del aire allí albergado llega a consumir muchísima energía eléctrica.
Una de las formas de mejorar el consumo energético de este servicio es dotarlo de sistemas y ciclos pausados de refrigerante.
Ajustando el volumen del aire y minimizando el volumen cuando no sea requerido logramos una mejora considerable.
Hay que tener en cuenta que la ubicación y correcta colocación de los elementos informáticos.
Con respecto a los sistemas enfriadores lo son todo.
Un buen estudio logrará reducir considerablemente el consumo eléctrico.
En forma de refrigerante por medio de medidas correctivas.
Como son la mejora de la circulación del aire en los pasillos, que no se concentre el calor entre los servidores.
Así evitar que se mezcle el aire frío con el caliente.

Este novedoso sistema de refrigeración lleva aparejado el uso del dióxido de carbono como base del líquido refrigerante.
Sobre y ante todo, su utilización es a través de un evaporador donde logran volver a gasificar el CO2.
Y, en cuyo caso será absorbido el calor por los condensadores y extraído al exterior por potentes ventiladores.
La condensación producida en el proceso se retorna a la sala de los servers en estado líquido nuevamente.
Hay que hacer hincapié en que, debido a la mejoría de los equipos multiproceso, la miniaturización de los componentes.
Así como la reducción de tamaño de los mismos, ha conseguido.
Por un lado que podamos ubicar un mayor número de equipos en el mismo espacio.
Pero, por otro lado, la cantidad de calor que produce una superior cantidad de éstos ocasiona más zonas de calor.
Y una elevación de la temperatura general.

Un riguroso control de temperatura y humedad

Lo que obliga a que las medidas de control y refrigeración tengan que ser más eficaces y competentes.
Así, por ejemplo antes de los años 1990 el consumo eléctrico de cada rack estaba en torno a 2-3 kW/h.
Actualmente en el 2020 estamos aproximándonos a los 25 kW/k, casi 10 veces más.
Este incremento tan sustancial debe ser asimismo reducido tal y como hemos conseguido con los transistores.
Sino, tendremos un serio problema de disipación de calor en las salas de los CPD.
Volviendo al proceso de uso del CO2, es un sistema combinado que aprovecha muy bien la diferencia térmica de entrada y salida.
Gracias al intercambiador de agua/CO2 podemos evaporar y volver a realizar el paso a líquido incontables veces.
Una buena, poderosa manera de solventar y acondicionar los centros con la instalación de refrigeración sala servidores
También como la de ajustar la temperatura con mucha precisión y exactitud.

Otro procedimiento de conseguir mantener una temperatura idónea en las estancias..
De los centros de procesos de datos es a base de H2O.
Es la más moderna, competente y económicamente rentable que las dos anteriormente mencionadas.
Para lo cual interviene nuestro preciado líquido, el agua en el proceso de refrigeración de todo el sistema.
Un buen mecanismo que actúa desde dentro.
Directamente en los disipadores introducidos directamente en los microprocesadores, chips GPU y discos duros mecánicos.
Al ser éstos anteriores componentes electrónicos los que, con gran diferencia, generan la mayor cantidad de calor.
Han de ser ellos a los que hay que atacar con desenredos activos.
Por y para ellos, el agua es uno de los mejores elementos refrigerantes.
Bien tomado de alguna fuente cercana (un río, embalse o del mar).
O bien, con circuitos cerrados instalados ex profeso para tal fin.

Simplicidad y facilidad de instalación son sus señas

El proceso es sumamente fácil: se ubican estratégicamente una serie de tuberías de entrada de H2O.
Que se distribuirán a lo largo y ancho de los elementos electrónicos causantes del calor.
Una vez absorben la energía calorífica pasan por una serie de cañerías (por una potentes bombas).
Hasta la zona de intercambio (si se trata de un sistema cerrado) donde se enfría el fluido.
El cual vuelve a retornar nuevamente al recinto de servidores.
Si es un sistema abierto, simplemente cogen el agua fría y devuelven la caliente.
Aparte de toda la superioridad y mérito energético que ésto supone.
No hay que desdeñar el tema del ruido producido, al eliminar completamente los decibelios con este método tan simple y vigoroso.
No en vano, Microsoft ya lo está haciendo con sus granjas de servidores con agua salada.
Intel lo logra zambullendo los servidores en aceite mineral.
Google y Facebook están probando lo mismo

Como hemos visto, la arquitectura de los sistemas informáticos centralizados.
Usualmente en las centros de procesos de datos requieren de un soporte estable y eficaz de climatización.
No todos los técnicos tienen la cobertura, los conocimientos y los aparatos de medición apropiados.
Y la debida experiencia para acometer tareas tan técnicas y específicas.
Que sean capaces de generar proyectos de instalación de refrigeración en salas de servidores con la infraestructura requerida.
Además estén capacitados para satisfacer las necesidades climáticas.
Con un exhaustivo y preciso control de la temperatura y del grado de humedad conveniente.
Disfruta de un soporte avanzado de soluciones para la instalación de sistemas de control.
Y adecuación de la climatización en data center.

No busques más, ya tienes la solución idónea al problema de exceso de calor

Lleva más de 25 años desarrollando proyectos de múltiples envergaduras.
Para acondicionar, habilitar y responder eficazmente a los exigentes requerimientos técnicos necesarios.
Desde enfriadoras condensadas por aire, hasta las que lo son por agua.
Interviniendo en ello compresores de múltiples tecnologías en formato swing, scroll.
También de tornillo sin fin o centrífugo, según sea preciso.
Con un potente software de control remoto, con las estadísticas y su monitorización en tiempo real.
Administrando y optimizando los costes durante toda la vida útil del sistema del tratamiento del aire.
Para todo ello y mucho más, contad con nuestro soporte técnico, nuestro departamento de diseño y los instaladores.
Que, en última instancia les ayudarán y explicarán cada uno de los pormenores de las soluciones instaladas.